Cómo llegar a Corferias
Francia país invitado
Feria del libro de Bogotá

Cómo aprovechar las tendencias digitales en la literatura

En un conversatorio sobre tendencias de la edición digital, realizada en el marco de la franja Foros del Libro, Jaime Iván Hurtado, fundador de Hipertexto Colombia y Netizen Digital Solutions México, contó cómo se encuentra la industria de la edición digital y propone algunos caminos para que su existencia en el mercado tome más fuerza.

Abrió la conferencia hablando del mito de la desaparición del libro de papel y, con eso, la prevalencia de los nuevos formatos digitales en el mercado. En este contexto, explicó que la constante riña entre ambos formatos es un error grande que debe ser corregido. Tanto lo impreso como lo digital, según él, deben ser vistos como lo que son: complementarios e igual de necesarios.

Sobre las tendencias actuales de la edición se desglosaron varios puntos. El incremento de la utilización y distribución de los audiolibros, especialmente en mercados como el norteamericano, es muestra de que muchas personas han cambiado la manera de informarse y entretenerse. Esto ha traído la aparición de plataformas en línea en las que los usuarios pueden acceder a bibliotecas de amplio contenido. A pesar de que los audiolibros no son muy consumidos en América Latina, Hurtado habla de una apertura del mercado a este formato.

Otra de las tendencias de las que habló fue la creciente demanda de libros, en especial de papel, de temas como religión, autoayuda y manualidades. El incremento en las ventas de estos libros demuestra un cambio en los deseos del público y una fuerte oportunidad para identificar el formato indicado para cada necesidad. Por ejemplo, hay personas que prefieren escuchar consejos para su vida en vez de leerlos, por eso resultaría más efectivo el audiolibro que el impreso.

Hurtado también habló de la posibilidad de distribuir los libros en papel en medios en línea, lo que facilita las compras del usuario y articula el uso de lo digital con lo análogo. Asimismo, algunas editoriales han optado por distribuir contenido únicamente digital.

En cuanto a las oportunidades de esta industria, recomendó distinguir cada subsector del mercado para aprovechar mejor los formatos. Por ejemplo, en la educación escolar y didáctica, las plataformas virtuales pueden complementar y reforzar el contenido provisto por los textos. En el religioso, propone que las pesadas biblias tradicionales sean reemplazadas por aplicaciones que permitan la lectura en todas partes. Para las ediciones universitarias, dice que la ventaja es muy grande, ya que los estudiantes siguen la tendencia de usar los materiales de lectura en formato digital cuando estos son demasiado grandes, costosos y difíciles de encontrar.

La oportunidad que Hurtado más destaca es la posibilidad de tener información al alcance de la mano: el número de lectores en el teléfono móvil ha aumentado significativamente en los últimos cinco años gracias al alcance de las redes sociales, lo cual muestra que muchas editoriales tienen la oportunidad de adaptar sus contenidos al tipo de lectores para seguir con el objetivo de ampliar los nichos.

Finalmente, explicó qué se debe hacer y qué no en la edición digital. Sugiere evitar hacer predicciones inciertas de cómo se comportará este mercado, ya que “es una industria de alta complejidad” que cambia a la par con la sociedad. Por otro lado, no está de acuerdo con despreciar cualquier tipo de formato, ya que ellos no deben competir entre sí. Lo que se debe hacer, según él, es desarrollar los multiformatos y multicanales, incluyendo las tendencias más recientes como los audiolibros y las redes sociales.

"Yo celebro la caligrafía porque de su trazo depende nuestra vida."

Luisgé Martín

#SomosLibros