Cómo llegar a Corferias
Francia país invitado
Feria del libro de Bogotá

La comunidad indígena que resistió las balas a través del arte estuvo en la FILBo

  • En 2013, surgió Minga Muralista, una iniciativa que convocó artistas para transformar los muros deteriorados por la guerra en Toribío, Cauca.

  • La segunda versión de la iniciativa se llevó a cabo en 2016 y fue publicada en la edición de marzo de la revista Ya´ja, que fue lanzada hoy en la FILBo.

Desde los años ochenta, Toribío, municipio ubicado en el departamento del Cauca, ha recibido más de 700 ataques de grupos armados al margen de la ley. Se calcula que hasta el momento han muerto 41 personas y 600 han resultado heridas.

El ataque más violento en la zona fue perpetrado el 8 de julio de 2011 por las Farc, cuando a las 10:00 de la mañana hicieron explotar una chiva bomba frente a la estación de Policía, ubicada en el mercado del pueblo.

El territorio, poblado en su mayoría por indígenas Nasa, se redujo considerablemente y el ambiente convulso llevó a que las paredes del municipio se llenaran de graffitis alusivos a actores armados. La cara de Alfonso Cano y frases como “ELN 52 años” fueron algunas de las imágenes.

A pesar de ser víctima de tantos ataques, Toribío ha logrado resistir a través de diversas estrategias como la recuperación de sus territorios ancestrales, rituales de armonización e identificación de sitios sagrados, la creación de medios de comunicación comunitarios, la Guardia Indígena y el uso de herramientas artísticas, entre otras.

Un caso destacado fue cuando en 2013, a manera de reacción y protesta, los Nasa conversaron con artistas de diferentes ciudades del mundo para reemplazar el paisaje bélico por murales que reflejaran su identidad. Así nació la Minga Muralista.

En esa primera jornada de muralismo hubo cambios en el ambiente, pero aún se respiraba el aire tenso y permeado por el terror. "Toribío no es como lo pintan, sino como nosotros lo pintamos", fue una de las frases insignia.

En septiembre de 2016 se llevó a cabo la segunda edición de la iniciativa, que contó con una delegación de artistas internacionales de Argentina y México, más de 60 muralistas de los municipios de Toribío, Jambaló y Valle del Sibundoy y de las ciudades de Cali, Medellín, Bogotá, Popayán y Pasto. También participó un semillero de jóvenes reporteros de algunos municipios del Cauca.

En esta ocasión hubo mayor influencia de la comunidad indígena, a través de un ritual de nueve días que incluyó conversatorios, cineforos y conciertos sobre su identidad. Además, los abuelos capacitaron a los artistas sobre la cosmovisión Nasa con talleres donde transmitieron sus conocimientos sobre figuras, colores, tejidos y elementos de la naturaleza.

La actividad arrojó más de 45 murales en tres municipios del territorio Nasa y reunió a más de 300 participantes. Esto fue registrado por el Centro Nacional de Memoria Histórica en conjunto con los reporteros del semillero en una edición especial de la revista Ya`ja, publicación de la comunidad.

Esta revista fue lanzada hoy en la Feria Internacional del Libro de Bogotá, FILBo 2017, al igual que el sitio web que alberga una galería fotográfica de las actividades desarrolladas. A la presentación asistieron líderes Nasa, miembros del Centro Nacional de Memoria Histórica, algunos de los artistas y dos de los jóvenes reporteros que participaron en la experiencia.

En palabras de Edwin Cubillos, miembro del equipo organizador por parte del Centro Nacional de Memoria Histórica, “la Minga Muralista es una de las experiencias de museos a cielo abierto más importante de la región. La experiencia permitió a la comunidad revitalizar su cultura, reconstruir la memoria histórica y fortalecer los procesos de paz, reafirmando el papel transformador y resiliente que tiene el arte en el conflicto armado”.

En este espacio confluyeron la literatura y las historias de vida que han sido transformadas por el arte. Desde hace dos años, en Toribío se ha reducido la violencia debido al proceso de paz que se ha desarrollado en el país, ambiente propicio para seguir cultivando estas expresiones de identidad cultural.

La Feria Internacional del Libro de Bogotá (FILBo), Leer es volar, que este año tiene a Francia como país invitado de honor, es organizada por la Cámara Colombiana del Libro y Corferias con el patrocinio oficial de la Alcaldía Mayor de Bogotá en el marco del Plan Distrital de Lectura y Escritura.

PARA TENER EN CUENTA: se puede adquirir la boletería en línea ingresando a http://feriadellibro.com/?d=boleteria. Es sencillo, solo debe diligenciarse el formato y pagar en línea para poder disfrutar de FILBo 2017.

La FILBo en redes sociales

· @FILBogota
· #SomosLibros
· #FILBo2017
· #AmorPorLosLibros
· #FranciaEnFilbo

"Yo celebro la infancia porque es el inicio de toda la fiesta."

Paloma Valdivia

#SomosLibros