Cómo llegar a Corferias
Francia país invitado
Feria del libro de Bogotá

Celebración de los cuentos de hadas en la FILBo

Las tres escritoras discutieron sobre el proceso de creación de un cuento de hadas, partiendo de sus experiencias personales, los ambientes en los que crecieron y en los que encontraron inspiración para cada una de sus historias.

"Los cuentos de hadas son un discurso, una mirada transversal de la realidad", dijo Marina Colasanti. La escritora brasileña contó que en sus cuentos no hay hadas, más bien un conjunto de muchas historias que le fueron regaladas porque no sabe de dónde vinieron. Mediante un cuento creado durante la conversación, contó una historia de una persona de campo que, con sangre en sus manos, solo busca limpiarse y al encontrar una fuente de agua limpia, sabe que la primavera está por llegar a su vida, "pero yo nunca viví en el campo, ni tuve una fuente. Esa historia me fue regalada".

Por su parte, María José Ferrada relató el nacimiento de su hermano, quince años menor que ella, y cómo el amor que sentía por él la inspiró a escribir. Expresó que sentía un gran deseo por darle algo que lo hiciera feliz, pero que en ese momento, que solo contaba con 17 años, como no podía comprarle regalos, le hacía cuentos en cartón. De ahí nació lo que en Chile se denomina un "minibusiness", ya que al poco tiempo empezó a vender varios de estos libros a sus vecinos.

Ambas autoras coincidieron en que la literatura infantil y los cuentos de hadas nacen de la realidad, de cómo un niño percibe el mundo, aprende y vive. Todas estuvieron de acuerdo en que a los escritores de este género, en palabras de la autora Ferrada, “se nos exige que trabajemos solo con la parte luminosa de la existencia humana” y no se toma en cuenta que los cuentos, por nacer de historias reales, también deben mostrar la parte compleja y los momentos difíciles de sortear en la vida. Cada personaje, según ellas, es una manera de llegar al lector, en este caso los niños, ya que "no son súper personajes, es un niño como ellos con el que se logra que se identifiquen". Por su parte, Colasanti manifestó que ve el origen de las historias en el miedo y la incomprensión de la vida en general, en como podría expresar un niño todo lo que ve y no logra comprender porque no lo conoce.

En su libro "Niños", Ferrada cuenta la historia de 32 niños menores de 14 años de edad ejecutados durante la dictadura chilena de Augusto Pinochet, y recopila un poco de la historia de cada uno. Mediante la lectura de una parte de estas historias, terminó la discusión, que, en palabras de Yolanda Reyes, se contaron cuentos de hadas sin contar cuentos de hadas.

"Yo celebro la diversidad literaria porque enriquece el discurso multicultural de nuestro continente."

Dany Salvatierra

#SomosLibros