C��mo llegar a Corferias
Feria del libro de Bogot��

La inmigración a través de la poesía

En la Gala de Poesía, el colombiano Giovanny Gómez, el español Javier Bozalongo, el estadounidense Richard Blanco y la palestina Nathalie Handal relataron lo que para ellos significa ser inmigrante y cómo la poesía significa poner los sueños en palabras, retratar vidas. Para ellos la palabra exilio se aprehende en muchas lenguas y en muchas ciudades, “resiste las estructuras políticas de poder de cualquier época”. Ser inmigrante es, creer, es tener un acto de Fe.

Richard Blanco, quien fue escogido para leer en la segunda posesión de Barak Obama, respondió las siguientes preguntas en el marco de la FILBo.

¿Cómo define la palabra “inmigrante”?

Para mí, como siempre digo, uno puede ser inmigrante hasta en el mismo país así sea nativo. Uno se puede mover de una ciudad a otra, de una región a otra, entonces al inmigrante lo defino como la persona que se enfrenta a la identidad. Y tiene que ver con el hogar: dónde es que uno nace, dónde es que uno quiere vivir, son todas esas preguntas que uno tiene que llegar a conocer, necesariamente con nacionalidad. Siempre trato de escribir desde esa perspectiva. Nos podemos sentir como inmigrantes en nuestras propias ciudades. Me fascina esa psicología, el inmigrante puede ver cosas diferentes, que los otros no ven: enfrentarse con diferentes comidas, apreciar cosas que otros no pueden apreciar.

¿En ese sentido, cuál es su hogar, podría decirse que usted es un “ciudadano del mundo”?

Exactamente, escribo tratando de reflejar que soy un ciudadano del mundo. Me he dado cuenta de que aunque tenemos esta idea –que quizás hace 100 años atrás era relegante- que somos “colombianos” o que somos “cubanos” o que somos “estadounidenses”. Todos somos seres humanos del planeta, y, como siempre digo, estoy esperando el día que lleguen los extraterrestres para al fin decir todos somos de la tierra.

 

“No son tiempos fáciles, son tiempos muy exigentes y realmente el camino se dificulta porque hay mucha bruma; tenemos que rever”, Boaventura de Sousa Santos


Después de que los asistentes ocuparan todos los espacios del salón y muchos permanecieron de pie o sentados en el piso, Boaventura de Sousa Santos dijo: “Desde los 90, cuando comencé a trabajar en Colombia, este país está en mi corazón y está en mi corazón por ese interés en discutir temas oportunos para nosotros, América Latina y todo el mundo”.


Presente en la FILBo para presentar su nuevo libro Democracia y transformación social, Boaventura fue directo al hacer un llamado de atención al papel ciudadano en el panorama político actual. Explicó cómo durante 13 años en Brasil (periodo de mandato de Dilma Rouseff y Lula Da Silva) se hicieron transformaciones importantes en temas de pobreza y en pocas semanas (luego de la destitución de Dilma y el ascenso de Michel Temer a la presidencia el 31 de agosto del año pasado), con dos o tres decretos, se destruyó todo lo alcanzado. Luego, puso el ejemplo de Argentina, en donde Macri ganó las elecciones en diciembre de 2015 y las semanas siguientes, con los primeros decretos, destruyó lo que se había construido en años anteriores y los índices de pobreza subieron 20% en un mes.


Según el maestro, todos estaban preparados menos la izquierda que se ha encargado de polarizar demasiado entre los mismos oprimidos y despolarizar entre oprimidos y opresores. Según él, la víctima va en contra de la otra víctima, “el obrero empobrecido piensa que el enemigo es el otro obrero pobre de México” y gracias a ese pensamiento “escogen a los verdaderos opresores democráticamente”.


Boaventura afirmó que es hora de reflexionar ya que “perecemos de una debilidad de la que no nos damos cuenta y es necesario en estos tiempos de niebla hacernos nuestra crítica” para tomar la democracia en serio y que sea el sistema político en sí el proceso de transformación.

El problema, expone Boaventura, es que estamos por entrar al Siglo XXI llenos de conocimiento y libros, pero se perdió la figura de revolución y decayó la democracia. Invitó entonces a “rever” y su nuevo libro es un esfuerzo para que el lector pueda “despensar” mucho de lo que piensa hasta ahora y entender nuestros tiempos de otra manera, para poder radicalizar la democracia con las armas que se tienen hoy.


Mañana la cita es a las 6:30 p.m. en el Auditorio José Asunción Silva, en donde el sociólogo hablará en mayor profundidad sobre la democracia en tiempos inciertos y abordará algunos de los temas de su nuevo libro.

"Yo celebro la memoria porque es el único espejo que nos queda."

Paul Brito

#FILBo2018