C��mo llegar a Corferias
Feria del libro de Bogot��

10 planes para tener en cuenta al visitar la FILBo

  • Aprender un nuevo idioma, acercarse a comunidades indígenas, hacer música con vasos de agua como instrumentos, aprender a bailar tango o saborear la comida brasileña, son apenas algunos de los planes que la FILBo ofrece a sus visitantes.

1. Alemán para niños en 15 minutos

A través de juegos, lectura y una clase corta, los niños que visiten en estand del Goethe-Institut pueden tener un primer acercamiento gratuito al idioma alemán. En este curso aprenderán números, sonidos, colores de la mano de libros de autores alemanes y profesores nativos y colombianos expertos en este idioma. La cita es en el pabellón 17, estand 1702-A.

2. Personalice su bolso con mandalas

¿Cansado de pedir bolsas en el supermercado? una manera de solucionar el problema y ayudar el medio ambiente es visitar el pabellón 6, del stand 221. En este lugar, la empresa Brand Solutions crea bolsas con materiales alternativos como el poliéster y la lona de algodón.

Lo que tienen de especial estas bolsas es que para confeccionarlas se usan materiales que no contaminan. Además, se pueden personalizar a través de mandalas. Hay para niños y grandes.

3. Un retrato en versión manga

Los amantes del manga japonés tienen en la FILBo un lugar para obtener un retrato en este particular estilo de historieta. Se trata de la Academia de Lenguas Orientales que tiene lugar en el estand # 1 del pabellón 8. Allí se ofrecen retratos que van desde bocetos hasta ilustraciones totalmente acabadas. Los visitantes también se pueden llevar su nombre impreso en idiomas como el coreano, el japonés, el chino y el mandarín.

4. Una foto con la selección Colombia de plastilina

Camilo Mojica y William Vargas exhiben por estos días en la FILBo un proyecto hecho en plastilina, sobre la selección Colombia. Usaron una estructura de alambre para moldear a cada uno de los jugares del seleccionado que representará al país en el próximo Mundial de Rusia 2018. Mientras llega el mundial, la muestra está abierta en el Stand 1418 del Pabellón 18, en la FILBo.

5. Aprenda a bailar tango en la FILBo

Marisol Rivas y John Galindo son bailarines de tango desde hace 17 años. Estuvieron radicados en Buenos Aires y ahora llegan a la FILBo para enseñar a la gente a dar sus primeros pasos en el mundo del tango. 

Al finalizar cada tarde de la FILBo, entre 6:00 y 8:00 p.m., Marisol y John brindan clases de baile y tango en el Pabellón de Argentina en la FILBo. Para ir, no hace falta vestuario, solo una actitud gaucha. La música, los maestros y el escenario corren por cuenta del País Invitado de Honor.

6. Un café, mientras recorre la feria

Como un oasis en medio de los corredores del pabellón 6, existe en la feria el Mus Café: un café del Líbano, Tolima, ubicado en el estand 102, en el que la gente puede tomar una pausa para combatir el frío o el cansancio, con una buena bebida caliente. Cada tarde, a las 4:00p.m. Mus Café ofrece a sus clientes recitales de poesía tolimense.

7. Intercambie sus libros 

¿Tiene un libro que ya no quiere? Entréguelo en adopción y cámbielo por otro que le guste más en el estand 123 de la Revista DC, que está ubicado en el Pabellón 8.  Mientras llegan otros amigos con libros, en ese espacio puede jugar rana, o incluso, futbolito, para hacerle la espera al mundial.

8. La expedición botánica sigue vigente

El Instituto Colombiano de Antropología, ubicado en el estand 107, del pabellón 3, ofrece a sus visitantes 22 de los 54 tomos acerca de los hallazgos de la expedición botánica, la obra que le permitió a los colombianos entender la riqueza natural con los rodea. Son ejemplares de tal belleza, que algunos clientes los compran sin empastar para usarlos como decoración en sus casas. Los libros incluyen ilustraciones de las plantas y su anatomía. las ediciones en Colombia son limitadas.

9. Pabellón Juvenil Colsubsidio 

En lugar de estands, el Pabellón Juvenil Colsubsidio (1) cuenta con rutas de viaje o lugares temáticos en los que hay planes para toda la familia. En algunas de esas rutas, los asistentes pueden tocar música a partir de vasos de agua que funcionan como instrumentos. También aprender nociones de braille, lenguaje de señas y disfrutar de la diversidad lingüística colombiana, interactuando con comunidades emberas y wayúus, entre otras.

10. El sabor y las letras de Brasil en la FILBo 

Este año, Brasil hace un homenaje especial al escritor Monteiro Lobato, autor de la serie de libros para niños ‘El Rancho del Pájaro Amarillo’. Este país busca encantar a los visitantes de la feria con clases y muestras gastronómicas. Además, todos los días se dictarán talleres de portugués a las 12:00 y 4:00 pm, lecturas infantiles realizadas bajo el icónico árbol brasileño la jabuticabeira, y el programa ‘cocinando con palabras’ donde invitados gastronómicos discuten de literatura en medio de la creación culinaria acompañados de música en vivo.

"El miedo es una forma salvaje de dominación."

Sergio Galarza

#FILBo