ENG

Noticias

‘Colombia, 200 años’: una mirada a lo que somos y hacia dónde vamos

Bogotá, abril de 2019. La Feria Internacional del Libro de Bogotá es el evento cultural más importante de Colombia y es realizado por la Cámara Colombiana del Libro (CCL) y el Centro Internacional de Negocios y Exposiciones de Bogotá (Corferias). Año tras año la Feria se ha destacado por la participación de un País Invitado de Honor, y para esta trigésima segunda edición el homenaje lo tendrá ‘Colombia, 200 años’: una mirada original, profunda y actual a la creación y consolidación de la República colombiana.

 
Este proyecto es posible gracias al aporte de recursos públicos y privados. La participación del gobierno nacional está representada en el Ministerio de Educación, y en el Ministerio de Cultura. Por su parte, la Alcaldía de Bogotá se unió al proyecto a través de la Secretaría de Educación, la Secretaría de Cultura y del IDARTES; el pabellón ‘Colombia, 200 años’, también cuenta con el patrocinio de Ecopetrol, Bancolombia y Cine Colombia, entidades que en alianza estratégica con la Cámara Colombiana del Libro y Corferias han logrado materializar este proyecto que busca generar en los visitantes a la FILBo una experiencia particular: sentirse conscientemente ciudadano.
 
Al respecto, Enrique González Villa, presidente ejecutivo de la Cámara Colombiana del Libro aseguró “el hecho de que Colombia sea el País invitado de Honor, es una oportunidad para que nos reencontremos como colombianos. Durante doce días los visitantes podrán transitar por esos hechos históricos que marcaron la ciudadanía y que permitieron dar forma a lo que hoy conocemos como República. Con el pabellón ‘Colombia, 200 años’, buscamos generar un espacio en el que le daremos protagonismo a las palabras de los pueblos, de aquellos hombres y mujeres que participaron en esa construcción y que le dieron vida a ese nuevo modelo, para que, a través de esas experiencias, los visitantes puedan plantear su rol frente a lo que está pendiente por hacer”, puntualizó.
 
En palabras de la ministra de Cultura, Carmen Inés Vásquez, “Espacios como la Feria Internacional del Libro de Bogotá son estratégicos para nuestro objetivo de hacer de Colombia un país de lectores, pues no solo convoca  a escritores y emprendedores del sector editorial; sino que reúne a colombianos de todas las regiones y edades en torno a la lectura y, este año, con el pabellón del Bicentenario propicia, además, una reflexión amplia sobre nuestra cultura, esa esencia que trasciende en el tiempo, conecta territorios y con la que asumimos la construcción de un país con equidad, legalidad y emprendimiento”.
 
La Ministra de Cultura agregó que la FILBo también es un mecanismo para fomentar hábitos de lectura desde la primera infancia, el cual es uno de los objetivos estratégicos del Plan Nacional de Lectura y Escritura. “Además de comprar 2.5 millones de ejemplares para la actualización de la dotación básica de nuestra Red Nacional de Bibliotecas, desde el Ministerio de Cultura queremos apoyar espacios y estrategias  que como la feria conectan a los ciudadanos con la cultura. Por eso trabajamos para que en el 2022 el promedio de libros leídos anualmente por la población lectora en Colombia, entre 5 y 11 años suba de 3.8 libros a 4.2, y que los colombianos de 12 años o más pasen de leer 4.2 a 4.4 libros anualmente. Para lograrlo, vamos a llevar, por ejemplo, los servicios de 600 bibliotecas públicas a las zonas rurales a través del Programa Nacional de Bibliotecas Itinerantes que ya seleccionó las primeras 150 bibliotecas”.   
 
Por su parte Andrés López Valderrama, presidente ejecutivo de Corferias, afirma “La inclusión de la Feria Internacional del Libro de Bogotá como uno de los principales escenarios culturales para la celebración del Bicentenario de nuestra independencia, abre la posibilidad de analizar nuestra historia como nación a partir de las razones que explican, cómo hemos logrado construir una Colombia moderna, viable y progresista que busca forjarse un futuro desde una mirada de lo que somos como república y democracia para recrear los sueños compartidos de un futuro mejor para todos”. Así mismo, la presencia de mas de 25 países en feria, reafirman la importancia de este gran evento en el contexto mundial como impulso de nuestra cultura y de la industria editorial en América Latina”.
 
De acuerdo con María Claudia López, secretaria de Cultura, Recreación y Deporte: "el alcalde Enrique Peñalosa cree en el poder transformador de la cultura. Por esta razón, esta razón, a través del Plan Distrital de Lectura y Escritura "Leer es Volar”, se le ha apostado a la FILBO desde el principio de la administración. Este año, además, nos unimos para conmemorar el Bicentenario a través de un recorrido que nos llevará a reflexionar acerca de nuestro rol en la construcción de la historia del país. De la misma manera, tendremos una vez más, FILBo en la Ciudad, que nos permitirá llevar la oferta de grandes escritores a las 20 localidades de la Bogotá".
 
Para la vicepresidente Marta Lucía Ramírez, “La Feria del Libro de Bogotá es un gran escenario para resaltar nuestra historia y reconocer el proceso de independencia nacional como el momento de mayor unión en torno a un objetivo superior, a partir del cual inicia la construcción de la república y la nación colombiana. El Bicentenario es de todos y por ello queremos conmemorar nuestra independencia en el pabellón ‘Colombia,  200 años’ en la FILBO. La conmemoración no se limitará a la recordación de hechos y batallas memorables, de héroes y mártires legendarios, sino que incluirá un ejercicio más audaz como es el de repensarnos: qué nación queremos ser, cómo queremos que nuestros nietos vivan la Colombia del tercer centenario, cuáles de nuestros valores debemos empeñarnos en fortalecer para inspirar a nuestros nacionales y consolidar esa esencia de colombianidad que tantos admiran y los propios colombianos desconocemos, nuestra inteligencia, talento, laboriosidad, solidaridad, creatividad y diversidad.
 
En 3 mil metros cuadrados, los visitantes al pabellón del País Invitado de Honor encontrarán:
Espacio expositivo que se divide en los siguientes conceptos: soberanía, igualdad, ciudadanía, independencia e igualdad. Cada concepto se desarrolla a través de casos y voces de los colombianos y colombianas de hace 200 años.
 
  1. Espacio de participación: una imprenta de tipos móviles en donde la gente puede rediseñar y proponer sus propias ideas utópicas sobre la construcción de la nacionalidad.

  2. Un foro que tendrá programación constante de talleres y conversatorios.

  3. Espacios de ocio: dentro de la chichería se podrá hablar de ideas políticas, siempre con miras al diálogo constructivo.

  4. Una librería de 350 metros cuadrados, coordinada por la Asociación Colombiana de Libreros Independientes, ACLI, en donde se presentará una selección bibliográfica de autores y editoriales colombianas y libros de autores extranjeros que tengan como tema Colombia, el proceso de independencia o de otros países que hicieron parte de la Gran Colombia, así como demás autores extranjeros invitados a FILBo 2019 y novedades proyectadas para la Feria del Libro que cumplan con algunas de las anteriores características.

  5. Una muestra gastronómica llamada Mestizaje, los sabores de Colombia en donde durante los 12 días de feria, los visitantes encontrarán los sabores más representativos de cada una de las regiones del país.
 
La programación del pabellón
 
Durante cada uno de los 12 días de la Feria, el pabellón contará con variada programación para todos los públicos: niños, jóvenes y adultos. Con la participación de autores, historiadores, investigadores, antropólogos, activistas e intelectuales entre otros, quienes participarán en distintos conversatorios, talleres, charlas y lecturas alrededor de los siguientes ejes temáticos:
 
Visiones de la libertad: Un recorrido por diferentes hitos históricos que fueron fundamentales en el proceso de consolidación de la República de Colombia.
 
La nación imaginada: Este eje es una muestra de la literatura nacional y se encuentra dividida en tres partes:
 
Narrativas fundacionales (un ejercicio de revisión de esos primeros textos literarios en los que las ideas de la nación libre comenzaron a ser plasmadas).
 
La historia como ficción (varias charlas sobre novelas que reconstruyen personajes e hitos históricos de la independencia y la construcción de la idea de República)
 
Los libros que nos representan: un recorrido por las obras que son representativas de nuestra identidad (van desde La María, La Vorágine, hasta obras mucho más contemporáneas que son representativas de nuestra identidad y diversidad, por ejemplo, Cien años de soledad Un beso de Dick, etc.)
 
El derecho a tener derechos: Recoge los esfuerzos de las comunidades por construir la ciudadanía. Incluye: “Mujeres que crean un mundo más justo”, “Colombia es negra” “LGBT” e “Indígenas” y “Revoluciones artísticas”.
 
Las heridas, las cicatrices y el perdón: Esta serie de conversaciones hablarán sobre las violencias vividas. Las heridas que han causado en los colombianos y el territorio.

¿Para qué me leo?

"Escribir es leerse uno mismo, lidiar con las propias taras, con los propios sonsonetes".

Antonio Ortuño México

Galería